Carga viral: dime cuánto tienes y te diré cuánto te debes alejar

Todos los días, en las conferencias de prensa brindadas por el Presidente de la República y sus ministros, se nos informa sobre la cantidad de casos confirmados, muertos, recuperados, entre otros datos, pero también hay términos técnicos que se usan con mucha frecuencia en relación con las políticas y estrategias para la contención del coronavirus: carga viral, dosis infecciosa, confinamiento, distanciamiento, aislamiento.

-¿Qué es la carga viral?-

Con seguridad, es una de las que más se repite sobre todo cuando se habla de la curva y contagios, y probablemente una de las primeras veces que escuchamos de ese término fue cuando se explicaba el por qué era imprescindible el cierre de los colegios: “los niños tienen una carga viral más elevada”, dictaminaron.

Pero ¿qué es la carga viral? en términos sencillos, es la cantidad total de virus que hay dentro de una persona. Cuando el virus entra al cuerpo, invade las células y busca multiplicarse para poder sobrevivir dentro del huésped, estas copias de si mismo se van acumulando durante días, de modo que cada vez hay más virus en su cuerpo.

A más concentración de virus (carga viral) el huésped tiene mayor probabilidad de desarrollar la enfermedad con más gravedad y también de contagiar a otras personas (dosis infecciosa).

Aunque los estudios aún no son definitivos -por tratarse de un virus nuevo-, señalan que la mayor carga viral se encuentra en el rango de cinco a seis días independientemente de presentar o no síntomas.**

-Por qué es importante la cuarentena y distanciamiento-

Estudios preliminares han determinado que el COVID-19 se multiplica mil veces más rápido y en menor tiempo que el Sindrome Respiratorio Agudo (SARS)* y que a diferencia de este último, durante la primera semana se concentra en la faringe, boca y garganta y no solo en los pulmones.

Este mismo estudio concluye que los casos positivos son infecciosos en una etapa muy temprana, incluso antes de presentar síntomas, justamente porque se concentra en el tracto respiratorio alto.

Así que, cuando una persona sintomática o asintomática tose, habla, besa o tiene contacto con secreciones o se toca la cara con las manos infectadas, expide “dosis infecciosas“, en pequeñas o grandes cantidades.

Al toser se expelen micropartículas del virus, por ello es imporante mantener la distancia social (Foto: El Nuevo Siglo)

En ese sentido, la doctora Wendy Barclay del Imperial College señaló al diario The Telegraph que “estar más lejos de alguien cuando respira o expulsa el virus, probablemente signifique que le lleguen menos partículas de virus”, con lo que el sistema inmunitario podría combatir la infección causada por una menor carga viral antes empiecen a aparecer los síntomas.

De allí la importancia del distanciamiento social y la cuarentena: mientra menos contacto tengamos con un agente infeccioso, tenemos menos posibilidades de infectarnos (distanciamiento) y también se desacelera su propagación en nuestra comunidad (cuarentena, aislamiento).

-¿Volveremos a la normalidad?-

Creo que es la pregunta más recurrente….y la que menos respuesta tiene. Lo que sí se sabe es que la normalidad, tal y como la conocíamos tardará mucho en volver o no volverá nunca. Tal como la epidemia del cólera cambió definitivamente muchos de nuestros hábitos de limpieza, el COVID-19 lo hará también en la manera en la que nos relacionábamos socialmente.

De momento, además de mantener el aislamiento social obligatorio (cuarentena) hasta el 26 de abril, lavarse las manos frecuentemente, usar mascarilla en lugares públicos y distanciarse (tomar distancia) entre personas, el primer ministro Vicente Zeballos ha anunciado que -por lo menos durante todo lo que resta del año- todas las actividades sociales de asistencia masiva como las artísticas, culturales, deportivas, cine, entre otros similares- han quedado suspendidas.

Por otro lado, el director general de la OMS Tedros Adhanom advirtió que puede ser peligroso levantar muy rápido la cuarentena (confinamiento) ya que puede producirse un rebrote que puede ser igual o más mortal que la primera ola. Así que, aunque se levante la cuarentena tampoco implicará que se regrese la tan anhelada “normalidad” precovid.

Además de ser gradual, la OMS ha enfatizado mucho que para considerar levantar la cuarentena, en primer lugar, la transmisión del virus debe estar controlada. Asimismo, que los gobiernos garanticen el acceso a la salud pública y que el sistema se encuentre en buen estado; que se hayan reducido los brotes en centros sociosanitarios como los albergues de adultos mayores o de niños; que se pongan en marcha acciones preventivas en lugares con alta concentración de personas como los colegios, trabajos o centros de esparcimiento.

La OMS también señala que es importante controlar el riesgo de casos importados y hacer responsable a la población, pues “cada individuo tiene un papel que jugar para vencer la pandemia”, exhortó.

*Nature: Virological assessment of hospitalized patients with COVID-2019

** The Lancet: Viral load of SARS-CoV2 in clinical samples

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s