La amarga realidad de la diabetes en días de COVID-19

No basta con el aislamiento. Para empezar, se han agotado los lapiceros de insulina en las farmacias. Y tenemos 11 millones afectados por diabetes y prediabetes, considerados de alto riesgo.